El apoyo a los emprendedores se convirtió en ley

El apoyo a los emprendedores se convirtió en ley

 

Después de mucho tiempo y esfuerzo por parte de la Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA), finalmente se convirtió en ley el apoyo a los emprendedores, siendo sancionada por unanimidad por 56 votos.

A través de dicha norma, se establece la constitución de fondos fiduciarios para el desarrollo del capital emprendedor (Fondce). Uno de los elementos más significativos es la agilización de los trámites para la creación de las empresas, que a partir de ahora podrá realizarse en tan sólo 24 horas y a través de Internet. La ley crea una nueva figura jurídica que se denominará Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS). La sociedad puede tener un único socio y contar con un capital mínimo de dos salarios mínimos. El CUIT y la cuenta bancaria pueden obtenerse en un sólo día.

La expectativa oficial es que este año más del 40% de las sociedades se acoplen a esta nueva modalidad. El Estado habilitará préstamos a tasa cero a emprendedores como capital semilla; los fondos disponibles rondarán los $380 millones. Se crearán diez fondos de co-inversión público-privados, con un capital mínimo conjunto de US$ 30 millones. El aporte del Estado en esos fondos será del 40% del capital.

También se brindarán beneficios impositivos, ya que aquellas empresas que inviertan en emprendedores podrán descontar del impuesto a las ganancias entre un 75% y un 85% del monto que aporten, con un tope de hasta 10%.

Desde la Secretaría de Emprendedores, 13 aceleradoras serán seleccionadas que trabajarán en proyectos tecnológicos y sociales o de base científica.

Mariano Mayer, Secretario de Emprendedores y Pymes de la Nación, sostiene que entre mayo y junio ya podrán crearse empresas a través de esta modalidad. Para él, el desafío más importante de la ley será que las empresas puedan constituirse en tan poco tiempo. “Esperemos que se creen miles de empresas, porque había muchos proyectos que no arrancaban por lo engorroso de los trámites o peor aún: terminaban empezando de manera informal, porque dar de alta una sociedad u obtener el CUIT se les volvía imposible. Esperemos que pase lo mismo que en Chile, que gracias a iniciativas similares bajó mucho la informalidad, ya que se simplificó todo” sostuvo.



Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn



NXTP Labs